NOS ACERCAMOS AL SOL

 
NOS ACERCAMOS AL SOL
 
Lanzada el 10 de febrero, la Solar Orbiter concluyó a mediados de junio su fase de puesta en servicio y efectuó el primer acercamiento a nuestra estrella. Poco después, los equipos científicos de Europa y Estados Unidos
responsables de los diez instrumentos de la misión pudieron probarlos todos juntos por primera vez.
"Las primeras imágenes han superado nuestras expectativas", reconoce Daniel Müller, científico del proyecto Solar Orbiter de la European
Space Agency (ESA). "Ya se ven indicios de fenómenos muy interesantes que hasta ahora no habíamos podido observar con detalle. Los diez instrumentos a bordo funcionan muy bien y, juntos, ofrecen una visión integral del Sol y el viento solar. Así, confiamos que esto nos ayudará a responder a preguntas de gran calado sobre el Sol".
Nunca antes se habían tomado imágenes del Sol a tan poca distancia. Durante el primer perihelio, el punto en la órbita elíptica de la nave más cercano al Sol, Solar Orbiter llegó a 77 millones de kilómetros de la
superficie de nuestra estrella, aproximadamente la mitad de la distancia entre la Tierra y el Sol. Más adelante, la nave llegará a acercarse aún más. En estos momentos, se encuentra en fase de crucero,
ajustando gradualmente su órbita alrededor del Sol. Una vez en la fase científica, que empezará a finales de 2021, la
nave llegará a situarse a 42 millones de kilómetros de la superficie del Sol, más cerca de lo que se halla el planeta Mercurio.
Los operarios de la nave irán inclinando su órbita para que esta pueda obtener la primera vista propiamente dicha de los polos solares.
Una misión internacional
Solar Orbiter es una misión espacial fruto de la colaboración internacional entre la ESA y la NASA. Doce Estados miembros de la ESA (Alemania, Austria, Bélgica, España, Francia, Italia, Noruega, Polonia, el Reino Unido, República Checa, Suecia y Suiza), así como la NASA, han contribuido a la carga útil científica. Dinamarca, Finlandia, Irlanda, Luxemburgo, los Países Bajos y Portugal han participado en la construcción de la nave.
Fuente: The European Space Agency